Una opinión sobre el Tren Maya


Tengo sentimientos encontrados con lo del tren maya y les voy a decir por qué:
1. Por un lado, los detractores de AMLO de siempre van a aprovechar la coyuntura para golpetearlo más, como de hecho ya lo golpetean, y como si realmente alguna vez les hubiese interesado el medio ambiente.
2. En todos los sexenios se han realizado obras de infraestructura y megaproyectos y nunca se había hecho tanto escándalo como el que se está haciendo ahorita. Y este escándalo es mediático, no es un interés genuino. Salvo en los casos excepcionales de los grupos ecologistas y quienes genuinamente protestan por esto. Pero, repito, esos casos no son mediáticos, son aislados, y si esos grupos tuvieran otras preocupaciones que de algún modo cuestionaran al statu quo pero se opusieran a los intereses de los conglomerados mediáticos, esas preocupaciones no trascenderían por parte de esos conglomerados. En todo caso, si se les da voz a estas asociaciones en estos momentos, se les da voz en forma utilitaria.
Lo cual no significa, debo aclarar, que la situación no amerite el escándalo. Pero sí significa que la situación está politizada y que hay intereses más fuertes que la cuestión ecológica para oponerse a la construccion del tren.
3. Desde inicios del siglo XX y fines del siglo XIX todo la ecología y todo el paisaje se han visto modificados por el auge de la industrialización. Miles de animales, árboles, plantas y comunidades enteras han sido maltratados y desplazados para que esta industrialización sea posible. La conciencia ecológica, de hecho, a causa de estos desastres, salvo casos excepcionales, es muy posterior a este hecho. Como en el caso de la vaca Cordera de cuya historia nos habla Leopoldo Clarín. Pero la verdad es que a nadie le importa que esto sea así y que ocurran estas cosas. ¿Por qué? Porque la dinámica misma del sistema y los procesos emergentes que ocurren en el mismo superan con mucho las interacciones que ocurren dentro de él. También superan la energía, la buena voluntad y el entusiasmo de quienes intentan cambiar las cosas con pequeñas acciones cotidianas. Esto se tiene que ver desde la perspectiva de los sistemas complejos para no frustrarse. Sufrirán y morirán las criaturas que amamos como sufriremos y moriremos nosotros mismos.
4. Por esta razón, es decir, por lo expuesto en el apartado anterior, creo que para determinar la viabilidad del tren maya hay que pensar en términos del menor de los males o pensar con una visión pragmática. No es difícil lógicamente entender que desde este punto de vista, el menor de los males es construir el tren para dar trabajo a la población y conectar a una zona estratégica de México con el centro del país. Pero es cándido pensar que esto no se hará bajo un esquema de inversión que lastima a muchos seres vivos y que contradice nuestro ideal anticapitalista. Finalmente, si solo son árboles los que serán dañados y si se pueden resembrar todos esos árboles, tal vez a nivel ecológico la situación no sea tan grave, pero uno se pregunta, ¿hasta cuándo dejaremos de transformar nuestro entorno? Y ni siquiera creo que en el corto plazo sea posible pensar en un gobierno verdaderamente no capitalista en nuestra tierra.

Algunos mensajes que dejo a los shelters sobre el tratamiento que se les da a los animales de la calle en Estados Unidos y muy particularmente a los gatos:

All this information in your post makes the issue very impersonal. You treat them, not like living creatures, you treat them like objects. You are more interested, people from USA, in laws, rules, legislations and norms, than in life itself. You don´t need to add all this information. You just need to attract people to love cats, to show them cats are lovely, to show them cats can save our lives, to show them cats are not our possessions and we don´t have rights over their lives, to show them earth does not belong to us, and we shouldn`t be taking decisions over their creatures. But the problem with you, people from USA, is your whole paradigm, which is the source of all your misconceptions. Your culture on animal rights is a murderer culture. Those places are Auschwitz. If someone can’t have a cat because they don’t have the money to have it (since in this ridiculous country you need money to have a pet on your own), you don’t kill the cat, you just leave the cat in a park. Maybe he is smart enough to find a new owner, but instead of that, you decide to kill them, that’s why your culture in animals rights is a murderer culture. We should change this whole paradigm. Please, help us to change the paradigm. Animals do not belong to us. We're just lucky enough to have them in our lives.

Fuera del círculo


Fuera del círculo de bienestar, hay un círculo de malestar que se cierne sobre nosotros generalmente referido a nuestra incapacidad de poder lidiar, conocer, frecuentar, discutir, consultar, debatir, etcétera, con todas las personas que están alrededor nuestro. A veces simplemente ni siquiera es posible conocerlas a todas. Uno piensa, la vida en la tierra es infinitésima y la presencia y personalidad de cada ser humano es de infinita belleza, pero yo, por el tiempo y las limitaciones físicas, me perderé de conocerlos a todos y habré de deambular por el mundo apenas soportando el propio peso de mi cuerpo, o de mis cavilaciones o, en el mejor de los casos, de mis hipotéticas y potenciales alegrías. ¿Pero qué pasa con el colectivo? ¿Qué pasa con nuestra necesidad de estar vinculados con los otros? Entre más obligaciones y más responsabilidades tienes sobre ti mismo, más difícil es insertarte en dicho círculo, más lejano te hallas de los demás y más incapacitado para disfrutar la vida por la que trabajas. Siempre lo he creído y siempre lo he preguntado, en este sistema productivo, ¿se trabaja para vivir o se vive para trabajar?

Blogger Templates by Blog Forum