El estilo de los blogs y nuevos formatos de publicación

Mi blog ya es un blog viejo, a nadie le interesa visitarlo. Su fachada no es novedosa, tampoco es divertida, ni ágil, ni dinámica. Sino cansina, inmóvil y estática. De alguna manera, su portada y diseño están en la retaguardia del diseño de páginas web y webmagazines en el mundo. Poca gente podría desear entrar a un blog tan antiguo, tan poco actualizado, que pareciera no tener en cuenta a los lectores. ¿Por qué cansarlos, por ejemplo, con tan estrechos márgenes laterales? ¿Y por qué la columna principal no es nada ancha? Y sí, ironizo, porque comparados uno con otro con la amplitud del espacio dedicado para la escritura, propiamente dicho, tenemos entonces otro miniblog dentro de otro blog. O un blog a dos columnas con una de ellas especialmente flaca y la otra especialmente gorda. Como si compitieran, y una estuviera destinada a sobrevivir y la otra a morir, olvidada. Hambrienta, o sedienta tal vez. Y este blog en la hambruna, entonces, con una columna desgarbada que apenas alcanza para amontonar las letras dentro de ella y esta otra columna llena de datos y señalamientos, ¿por qué no cambia de portada? ¿Por qué no se actualiza? ¿Por qué no utiliza colores menos chillones y manda de una vez al diablo al naranja?

Ahora bien, esto en lo tocante a mi blog. Pero, ¿qué pasa con el resto de blogs? ¿Es solo el estilo lo que les da ese punch que los perfila tan atractivos? ¿Será permanente esta tendencia?

¿Qué pasará con el estilo, por ejemplo, de las páginas web en el futuro? ¿Cómo irán a ser las portadas de los blogs dentro de cien años? Me pregunto. ¿Será tan poco fashion para ese entonces mi blog como es ahora? ¿O será visto como una reliquia entretenida que nos recuerda cómo fueron tiempos mejores? 

¿Pero a alguien le importará la vanidad de una portada? ¿De un color? ¿Del contorno de una irreverente letra? 

Más allá de cuál sea la respuesta a todas estas preguntas, el punto es que el blog, para sobrevivir, como espacio de comunicación de ideas y de pensamientos —o de sentimientos apasionantes tal vez, para algunos—, necesita de un empaque corpóreo que sea funcional, ligero, reblandecido y apenas perceptible, que no moleste al lector, que no lo canse, pero tampoco que lo neutralice y lo hunda en la desgana, en la desidia o en el fastidio. 

Así, tal vez, es buena idea pensar que en algún tiempo no muy lejano todo lo que unificará a los blogs será no, sus contenidos, sino, más bien, las formas o formatos que den sostén a dichos contenidos. La palabra entonces será sencillez y simplicidad, aunque sin rayar en el pazguato minimalismo. Todo se limitará a la funcionalidad y quedará de lado el estilo. El estilo, de hecho, estorbará y será parte de lo que hará más o menos funcional a un blog. Aunque la ausencia de estilo no será considerada una forma del estilo. Ni la existencia de uno muy particular, un exceso de tal. Simplemente se privilegiará la funcionalidad y la estructura, sobre las formas. El tiempo lo amerita desde ya, ahora mismo.

Instantaneidad, conectividad e inmediatez en las redes

Hoy en día es posible comunicarse de formas inusitadas. Con la tecnología a nuestras disposición, podemos estar conectados con otras personas alrededor del mundo en cuestión de segundos, através del ordenador, el teléfono o la tablet. Pero, ¿cuál es el precio que hay que pagar por esta conectividad? ¿Qué prerrogativas merecemos? ¿Por qué esta situación cuasi idílica en un medio tan disipativo? ¿Es posible este acceso casi inmediato a Internet sin la pérdida de nuestros privilegios? ¿Cómo no perder en privacidad lo que ganamos en rapidez? Y, finalmente, ¿a quién beneficia esta inmediatez en las comunicaciones? ¿Cuáles son los límites de esta instantaneidad, si los hay?

El ensamblado de nuestras sociedades

Estructuralmente es imposible que nuestras sociedades funcionen bien. Habría que preguntarnos con más regularidad sobre las maneras en las que organizamos a nuestras sociedades, o en cómo las ensamblamos y en cómo cada uno de nosotros contribuimos con nuestras actitudes a dicha dinámica, y pensar un poco menos que el culpable está irremediablemente en otra parte. 

Ese podría ser un buen principio para ayudar a nuestros países a prosperar, lo mismo que contribuir a que nuestras sociedades se organicen por la vía democrática y garantizar de forma comprometida la participación de todos. En el entendido de que por esas mismas razones, las democracias son estructuralmente limitadas. 

Creo más en la organización, en la cooperación y en la democracia que en la barbarie, la confusión y el caos. Estas últimos dan sustento a las desestabilizaciones.
Escribí esta aclaración que iba a publicar en mi facebook sobre Avelina Lésper el 6 de noviembre de 2019, en la misma utilizo, como puede leerse, la frase «doble rasero». Cuatro días después en el perfil falso, @lovrega, la psicópata que me acosa, utiliza esa misma designación, «doble rasero», para publicar un comentario que, literal, he hecho yo sobre los golpes de estado y la democracia en Latinoamérica, comparando los gobiernos largos de Evo o de Chávez con el gobierno de Angela Merkel, comentario que he realizado por teléfono a mi hermana.

Que yo pueda hacer un comentario así y que, de hecho, ese es el tipo de comentarios que yo suelo realizar sobre estos temas es algo que se puede verificar fácilmente accediendo a mi blog, La ciudad de Eleutheria, a mis perfiles en facebook, @theriako y @scarbo__, a mi viejo perfil en facebook, Eleutheria Lekona, y a cada ensayo, comentario o escrito que haya dejado yo en la web comentando al respecto.

He aquí el comentario en cuestión con la frase «doble rasero»:

«Mostrarse como alguien petulante es parte del gancho para atraer a los lectores (con problemas infantiles no resueltos) a leer los obvios plagios de esta señora. La falta de ética de Avelina y el doble rasero que maneja deben ser desmontados. La idea, “Avelina Lésper, crítica de arte” es un producto comercial para fingir que en la derecha, ya, por fin, después de tantos años de parálisis emocional y de retraso mental, tienen a gente pensante entre sus cuerpos de intelectuales; sin embargo, la verdad es que ni tienen a gente pensante, solo es gente tramposa, y solo gente muy tonta no se va a dar cuenta de que Avelina plagia y de que Avelina es un ariete ideológico para difundir sus posturas. Me bastó con leer una sola vez a Avelina para darme cuenta de que A) Me plagiaba y B) Que es estúpida. Y me supongo que plagian a todo lo que se mueva.»

Que es verdad que creé este comentario en esa fecha se puede comprobrar por un comentario que recibí de un contacto ese día respecto a Avelina, a quien iba a dar este texto por respuesta pero que decidí, finalmente, no dar.

Esto, que parece un hecho aislado, no tiene ningún sentido fuera de cualquier contexto, sin embargo, si llevas más de cinco años viviendo todos los días decenas de experiencias parecidas a esta, en las que tus ideas están siendo publicadas en diferentes perfiles en las redes y en donde, además, se sirven de tu lenguaje para publicarlas, entonces deja de ser un hecho aislado y se convierte en un patrón recurrente que da muestras y prueba, junto a varios otros hechos, que te están acosando y que muy probablemente, como ya supones y has comprobado día con día, te están espiando, es decir, tienen tus dispositivos electrónicos intervenidos. Es un asunto probabilístico, no es un asunto de fe, de esperanza o de delirio de grandeza.

Esto lo escribo el día de hoy, 11 de noviembre de 2019. Unos cuantos días después. 

Y, por favor, dénle un aplauso a esta artista del fraude que eso es lo que necesita el pueblo para vivir: pan y circo, manipulación con sutileza.


Abordando un par de preguntas

Disculpa la gran e insidiosa pregunta, pero es que no quiero aventurar conjeturas si no cuento con información primero. La pregunta es si crees que podrías informarme desde cuándo visitas estos dos perfiles, Nancy García Gallegos y Julieta Suarez Valente. Lo que ocurre es que ambos perfiles están plagiando contenido de mi blog y, más específicamente, escribiendo con mis letras, lucrando con ideas que están en el mismo e incorporando parte de mi personalidad y de mis preocupaciones a las supuestas preocupaciones que muestran. Como en el caso específico del activismo pro animales que realizo arduamente en mis perfiles desde los últimos meses como, por ejemplo, podrás constatar en este post, https://link.medium.com/uChAONO2u1, o en este otro que data incluso de más de un año atrás, a un gatito que quiero, https://link.medium.com/xh7lKVZ2u1 o como en la carta a peta, https://link.medium.com/NSef8X82u1. Porque mi conjetura es que varios de tales perfiles que se dedican a plagiar mis textos y a acosarme lo hacen de manera más efectiva si además logran que yo tenga conocimiento de sus plagios a través de contactos secundarios. Esto es, una vez que identifican que yo he incorporado un nuevo perfil a mis contactos y que identifican además que ese contacto valora en algún sentido mis letras o lo que escriba, entonces en automático van a inundar a ese perfil con material de perfiles fake que produzcan letras parecidas a las mías pero que además toquen temas que lleguen directamente al corazón de estos contactos que encandilan, o que sean simplemente temas de su interés. La idea es producir contenido interesante adecuado a cada perfil, (lo cual por cierto en jerga informática recibe el nombre de targeting) y al mismo tiempo diseminar su ideología al hacerlo, como en este caso en particular ocurre con la agenda feminista, puesto que, como sospecho, seguramente es un tema que a ti te interesa. Puede incluso que ni siquiera les interese que yo me entere que tú sigues a estos contactos como he supuesto al principio, puede que simplemente por alguna razón estén plagiando mis textos y que además estos textos, por alguna razón, deban divulgarse masivamente, sin embargo, como éste se ha vuelto el modus operandi que resetean una y otra vez cada vez que sigo a un contacto nuevo de alguna relevancia en mi perfil –es decir, como cada vez que lo hago empiezan a seguirlos o a seguirse mis contactos con estos perfiles–, pues, entonces, por inducción, empiezo a pensar que podría tratarse del mismo caso. O puede que ni siquiera se empiecen a seguir, sino que simplemente, por similaridad, estas plataformas me muestren a esos perfiles en automático. Sé que es muy enredado y tampoco es mi interés hacerte partícipe de todo este asunto. Quizá solo ofrezco las explicaciones para justificar que elaboro las preguntas o para justificar que te he abordado con estas dos preguntas, pero no pretendo en ningún sentido que nadie a mi alrededor deba involucrarse con lo que me está ocurriendo. Respeto muchísimo el derecho de las personas a no conflictuarse con temas tan peliagudos como estos. Si quieres te puedo mostrar después las pantallas en donde es tangible que están plagiando mis textos, sin embargo, considero que sería muy engorroso para ti tener que lidiar con toda esta situación que, de entrada, te debe ser completamente ilógica, no obstante, por amor a la verdad, ofrezco la dádiva puesto que no es mi interés calumniar a nadie que se dedique a escribir, sino simplemente preservar la idea de que hay mucha gente alrededor de mí promoviendo cierta agendas ideológicas y utilizando mis letras al hacerlo. Eso sería todo. Muchísimas gracias por si te es posible dar la breve respuesta. Pero, en cualquier caso, si no te es posible, lo agradezco también y agradezco al mismo tiempo tu disposición a tolerar la pregunta. Que tengas un excelente inicio de semana. Tampoco aspiro a que creas nada de lo que estoy diciendo, por cierto. Atentamente, Eleutheria.

También incorporan en esos perfiles muchas cosas que yo he dicho en terapia por Skype a mi terapeuta, como la idea de encontrar patrones inconscientes de comportamiento que nos limitan, por solo citar uno entre múltiples ejemplos, o la idea en sí de mostrar interés por el tarot y temas relativos a las espiritualidad de las mujeres, que es un tema en el que he estado inmersa los últimos meses. Hay en general muchas otras señas que podría dar que ratifican que estos perfiles son de reciente creación y que estos perfiles se están basando por completo en el material en mis redes para producir sus contenidos masificantes.

Roberta Mameli "Apri le luci, e mira" (Vivaldi)

La cota del dinero

Siempre he pensado que debería de haber una cota o límite a la cantidad de dinero que una persona puede poseer, y que lejos de que esto constituya una infracción a nuestras libertades individuales, es una dádiva a nuestra libertad social, la cual da sustento a nuestras libertades individuales y las hace posibles. La libertad individual no es algo que se alcanza desregulando y prohibiendo (si se piensa, una desregulación es una forma muy autoritaria de regulación, por lo cual es un espejismo que el libre mercado sea una entidad libertaria, y un espejismo al menos doble si se piensa además en todas las contradicciones que entraña articular el libre mercado en cualquier economía). Entonces, si se estipulara que ninguna persona puede poseer más de cierta cantidad al mes, no sería una prohibición a nuestras libertades individuales, sino una condición de posibilidad de las mismas. La auténtica y verdadera prohibición no es establecer una cota o límite a la cantidad de dinero que una persona puede poseer, la auténtica y verdadera prohibición es no estipular lo contrario. Permitir que cualquier persona posea insanas cantidades de dinero es una prohibición al derecho que tienen todas las personas a acceder a una economía distributiva. El libre mercado es una pantomima. La libertad de amasar dinero a raudales, no es libertad, es totalitarismo. Porque no es posible amasar semejantes cantidades de dinero sin no someter a esclavitud a terceros.
In Latin America there is a think tank of the Open Society Foundations that recruits pseudo-writers from the extreme right, not necessarily graduates, who plagiarize content, ideas and concepts of people who are leftist, who, in the case of the latter, develop these ideas and concepts by themselves on the margin of power and that they are able to create their own analytical categories for themselves without the need for reflectors, it is the first ones that in social networks are intended to impersonate intellectuals. It is what should be emphatically called a factory of duckling intellectuals or media intellectuals. These are generally the Trojan horses that go out in the tabloids to support the agendas of those who among other things are responsible for organizing military coups in our countries, destabilizing our economies and, even more, keeping truth tellers like Julian Assange in prisons in subhuman conditions. Just to cite examples.

Title to this text: The Think Tanks at the service of mediocracy and the pseudo-intellectual duck from the extreme right who plagiarize and vandalize the contents of people on the left in order to impose the agendas of the financial elites.
En América Latina hay un think tank de la Open Society Foundations que recluta a pseudoescritores de la ultraderecha, no necesariamente titulados, que plagian contenidos, ideas y conceptos de gente que sí es de izquierda, que, en el caso de estos últimos, los desarrollan por sí solos al margen del poder y que son capaces de crear por sí mismos sus propias categorías analíticas sin necesidad de reflectores, es a los primeros a los que en las redes sociales se les pretende hacer pasar por intelectuales. Es a lo que habría que denominar de forma enfática fábrica de intelectuales patito o intelectuales mediáticos. Estos son generalmente los caballitos de Troya que salen en los tabloides a apoyar las agendas de quienes entre otras cosas se encargan de organizar golpes militares en nuestros países, desestabilizar nuestras economías y, aún más, mantener a truth tellers como Julian Assange en las cárceles en condiciones infrahumanas. Solo por citar ejemplos.

Titulo a este texto: Los Think Tanks al servicio de la mediocracia y los pseudointelectuales patito de la ultraderecha que plagian y vandalizan contenidos de gente en la izquierda con la finalidad de imponer las agendas de las élites financieras.
Dejé este mensaje en forma de comentario en alguno de los vídeos que hay en el canal de TeleSUR sobre esta farsante:

Esta señora, Alina Duarte, es una infiltrada que trabaja para lo Open Society Foundations o para algún think tank cercano a Geroge Soros, que entre otras cosas saquea mi blog, La ciudad de Eleutheria, además de mi perfil en Facebook, Je Suis Eleutheria, para escribir "sus" narrativas. Esta señora trabaja para el Departamento de Estado de Washington y no tiene ningún interés en salvaguardar la libertad de América Latina ni en fortalecer nuestros movimientos populares, sí tiene interés en convulsionar a América Latina bajo las instrucciones de sus mecenas afincados en EUA. Por favor, gente de TeleSUR, si entre ustedes hay gente en verdad preocupada por La patria grande, pongan atención en esta sujeta, que es una auténtica infiltrada, a la que le escriben sus discursos y sus tuits gente de la derecha latinoamericana utilizando todos los formatos y todas las ideas que están en mi blog, La ciudad de Eleutheria. 

Alina Duarte es un fraude y la idea de una periodista que está preocupada por los migrantes y por Venezuela es un concepto facturado desde los headquarters de la Open Society Foundations y desde las alas más fascistas y reaccionarias del Departamento de Estado de Estados Unidos. Los discursos que pronuncia en las emisiones de TeleSUR son aprendidos y dictados y están lejos de representar lo que esta sujeta mercenaria en realidad piensa. Lo más probable es que sea una psicópata que desprecia en forma absoluta lo que ocurra en LATAM, que trabaja para impulsar el discurso del magnate George Soros en nuestros países en el contexto de la lucha que hay entre este psicópata y el presidente de Estados Unidos Donald Trump. Esta señora no es sincera, esta señora es una mercenaria. "There is a war going on between manipulative liars and compassionate truth tellers, between psychopaths and empaths."

ADIÓS A LA IZQUIERDA

¿Saben? Creo que anuncio oficialmente mi deseo de no hablar más de política, creo que todo es un montaje. Creo que la izquierda como tal no existe, que todo está manipulado y que la gente más inteligente en la izquierda nunca tiene voz ni voto. También creo que los dirigentes de izquierda, los analistas de izquierda, los periodistas de izquierda, son gente súper idiota que no representa mis ideales ni mi idiosincrasia, ni de lejos representa mis propias aspiraciones sobre política. Son dogmáticos, son manipulables y, más grave, son estúpidos. Bye bye, no le hago falta a la izquierda, me hago falta a mí misma y, sobre todo, no le hago falta a la izquierda porque de hecho ya están robando mis ideas y aprovechando mi lenguaje. Así que, adiós, no le hago falta a la izquierda. La gente de izquierda no quiere gente analítica, la gente de izquierda quiere gente que los manipule y les vea la cara, eso es lo que quiere la gente de izquierda y eso es lo que yo estoy muy lejos de representar. Me retiro de ser parte de la izquierda o de opinar sobre la izquierda. Tal vez en mi corazón siempre seré de izquierda porque genuinamente siempre he estado preocupada por los despojados, pero ya no encuentro nada que me vincule a un cúmulo de gente que no utiliza la cabeza para pensar y que creen que solo con el corazón basta y que, además, le cede sus liderazgos a gente estúpida o a gente infiltrada. El corazón es necesario para existir, pero el corazón, en este mundo tan feroz, no es suficiente para lograrlo. Y por eso a la izquierda le siguen comiendo el mandado y se lo seguirán comiendo. Aunque con izquierda, ahora que lo pienso, me refiero más precisamente a los movimientos de masas y al clamor de los pueblos.

Blogger Templates by Blog Forum