A Cien años de la Universidad Nacional

Biblioteca Central en Ciudad Universitaria




(AUDIO)

(BREVISÍSIMO TEXTO)



Yo la verdad es que cuando estoy en CU (en sus aulas, auditorios, en sus jardines, bibliotecas o hasta en el mismísimo pumabús) o miro una foto de la Ciudad Universitaria, lo primero que digo es: ésta es mi patria, mi verdadero país y así me siento. Claro que la UNAM no sólo es CU, sino también sus facultades periféricas: FES Acatlán, en donde hice los estudios de licenciatura; FES Cuautitlán, facultad de la UNAM de altísimo nivel en ingenierías y ciencias exactas -personalmente lo he constatado; FES Iztacala, conocida entre la prole universitaria como Izta-Harvard; FES Aragón y FES Zaragoza que aún no tengo el honor de pisar, pero que conozco a través de publicaciones escritas por académicos egresados de dichas facultades. Y bueno, tampoco dejar de lado sus institutos en Morelia, Cuernavaca, etc.


La UNAM es, por supuesto, la casa de estudios insignia de los mexicanos y un anhelo personal es que todos los mexicanos así lo sientan, con independencia de sus escuelas de egreso (conozco, por ejemplo, a un chico del ITAM que así lo siente. No es difícil que, quien conozca a la UNAM, llegue a albergar también esta suerte de orgullo).



10 comentarios:

    ¡Viva la UNAM! ¡Muera el mal gobierno!

     

    Acabo de descubrir tu blog. Me ha resultado fascinante e inteligente. ¿Tienes twitter (para seguirte)? Bueno es que haya espacios como éste pues son como una isla en este mar de desesperanza.
    Un fraternal abrazo.

     

    Es que la UNAM es la utopía encarnada de México.

     

    Lázaro, no tengo twitter (por alguna razón, me he resistido a tenerlo; rarezas mías), pero pues igual y nos seguimos por aquí, ¿tú tienes blog? Parece que no.

    También un fraternal abrazo y, oye, sé a qué te refieres con eso del "mar de desesperanza", mas pienso, ¿no será mejor mantener la llama viva a través de la unidad? Que estos espacios sirvan, un poco, a ese fin.

    Va, te saludo.

     

    Pedro Miguel, con mucha poesía dices sobre la UNAM.

    Te quería comentar, por cierto, que te vi -a lo lejos- el 15, en la Plaza de las Tres Culturas; me dije: "allí va Pedro Miguel" y estuve tentada a saludarte, pero no, así estuvo bien: reconocerte como parte de este grupo enorme de personas que creen y luchan por la utopía y ya.

    ¡Claro! hay otros modos de ser en la utopía, otras luchas, otros frentes, otras causas...

     

    Como el amigo que mencionas, soy egresado de otra universidad: en mi caso, y a mucha honra, pública y de provincia.
    Sin embargo, por hechos y razónes, por experiencias y vivencias, y claro, por convicciones y utopías, me siento de la UNAM.
    Y más, mucho más, en los tiempos que corren.
    Tela marinera!
    Saludos.

     

    El martes pasé por la facultad de química camino al instituto y me regalaron una pulsera conmemorativa. Unos minutos mas tarde en el cubículo me senté frente a mi lap con la firme idea de escribir algo acerca de los 100 años de la UNAM. (Como si no tuviera ya de por si muchas cosas que escribir), el caso es que aunque he hecho muchos intentos (bocetos) aun no he podido salir con algo que valga la pena leerse.

    De pronto hoy, casi una semana después me vino a la mente que quizás tu si hubieras escrito algo. Y entrando a tu blog encuentro este post, me hizo pensar que quizás todavía nos conozcamos un poquito.

    Y ahora he estado leyendo lo que mas personas han escrito, si encuentro la inspiración suficiente quizás también escriba algo.

    Saludos

     

    De hecho, creo haber entrado a tu blog hace unos pocos días a averiguar si escribiste algo al respecto ¿cierto?

    Yo sí te conozco -aunque sea un poquito- y espero poder verte muy pronto (digo, siempre quedamos y por x ó y no se hace). Lo espero en verdad para que, por lo menos, ese poquito perdure.

    Me gustó eso que dices: ¡como si no tuviéramos ya, de por sí, algo qué decir sobre la UNAM! Espero, pues, que sí logres tu escrito y leerte.

    Te abrazo.

     

    Conozco a mucha gente del ITAM que ama a la UNAM y en cierto sentido la quiere o la quisiera como alma mater. Sobre todo gente egresada de Matemáticas Aplicadas, pues casi todo el cuerpo académico de esa licenciatura es egresado de ahí y, por alguna feliz razón, el amor a la UNAM es una relación transitiva.

     

    Justavo, tu comentario confirma lo dicho en el post, además, me ha gustado mucho lo que dices (lo de la relación transitiva, ¡qué lindo!)

    Te sonrío.

     

Blogger Templates by Blog Forum