Ya sé quién mató a JoanBenét

Ya sé quién mató a JoanBenét, el caso implica muchas ramificaciones, sin embargo, no cuento con el tiempo suficiente para delinear todos los elementos que componen el caso. Por lo pronto, me limitaré a listar las consecuencias más importantes que se desprenden de mi descubrimiento:

-Burke no la mató.

-Pude identificar el significado de dos de las iniciales que ocupa el acrónimo con el que está firmada la nota de rescate (ramson note) y a partir de dicha identificación, descifrar el significado del mismo. En general, logré resolver el caso a partir de esta pista.

-El acrónimo mencionado tiene las iniciales SBTC y nadie hasta el momento ha logrado proponer una interpretación seria para el mismo. Mi interpretación es consistente con otros elementos que están dentro de la carta y con la naturaleza del crimen. Por lo tanto, mi interpretación es probablemente correcta.

-El acrónimo SBTC puede descomponerse más sencillamente de la siguiente forma S[BT]C donde, sin lugar a dudas, las iniciales BT hacen alusión al asesino en serie BTK. Por lo tanto, S y C, podrían ser interpretadas como Santa y Christmas respectivamente, por ejemplo y, a continuación, interpretarse, puestas en perspectiva como, “Santa BTK of Christmas”, con el elemento K como un elemento faltante pero incluido ya en el acrónimo BT.

-La deducción del significado del acrónimo SBTC la pude hacer de la siguiente forma: en primer lugar, interpreté, o deduje que ese era el significado del subacrónimo BT señalado, luego busqué encontrar más patrones que fueran consistentes con un tipo de interpretación de este tipo. Afortunadamente, encontré una videograbación que hablaba de distintas notas célebres de ransom note en las cuales se destaca una ransom note dejada en los años treinta del siglo pasado, que también estaba implicada en la nota de JoanBenét, es decir, a la que también se hace referencia; a continuación, descubrí una hallazgo, al que también ya había llegado la policía de Boulder Colorado, de acuerdo con el cual, en la casa de los Ramsey había una copia del clásico libro de John Douglas, “Mindhunter”, en donde se describía el caso de una niña que había muerto en circunstancias parecidas a las que había perecido JoanBenét y en donde también se dejaba una ramson note que incluía una fórmula de cortesía a la que después se hacía alusión en la nota de JoanBenét. Es decir, se trata, sin lugar a dudas, de una nota que hace homenaje a varios asesinos seriales. Por otra parte, las técnicas con las que se torturó a JoanBenét son parecidas a las técnicas que utilizaba el asesino BTK. Finalmente, mi hallazgo apunta a una conclusión parecida a la que otros investigadores y detectives reputados han llegado.

-A JoanBenét la mató una persona adulta.

-Si la policía de Boulder, Colorado se lo propone y sigue mi pista, podrán descubrir quién mató a JoanBenét y resolver el caso.

Ahora bien, tengo muchos comentarios sobre el caso y he logrado bosquejar un perfil bastante fidedigno de las personas que están implicadas en el asesinato de JoanBenét, los cuales los tengo grabados en un podcast y los cuales espero subir en el blog, más adelante, vía ese podcast, o bien, a través de mi canal de youtube en el peor de los casos, o bien, o por medio de una transcripción. Las personas en esos perfiles son a quienes considero las principales sospechosas del desenlace trágico de esta pequeña y sobre quienes, por lo tanto, la policía de Colorado debería hacer caer toda su investigación.

Eleutheria.

7 septiembre 2021

I know who killed JoanBenét

I already know who killed JoanBenét, the case involves many ramifications, however, I do not have enough time to outline all the elements that make up the case. For now, I will limit myself to listing the most important consequences that emerge from my discovery: -Burke didn't kill her. -I was able to identify the meaning of two of the initials that occupies the acronym with which the ransom note is signed (ramson note) and from said identification, decipher the meaning of it. Overall, I managed to solve the case from this clue. -The acronym mentioned has the initials SBTC and no one so far has managed to propose a serious interpretation for it. My interpretation is consistent with other elements that are within the letter and with the nature of the crime. Therefore, my interpretation is probably correct. -The acronym SBTC can be broken down more simply as follows → S [BT] C where, without a doubt, the initials BT refer to the serial killer BTK. Therefore, S and C, could be interpreted as Santa and Christmas respectively, for example, and then interpreted, put in perspective, as, "Santa BTK of Christmas", with the element K as a missing element but already included in the acronym BT. -I could do the deduction of the meaning of the acronym SBTC in the following way: first, I interpreted, or deduced that this was the meaning of the BT subacronym indicated, then I sought to find more patterns that were consistent with a type of interpretation of this type. Fortunately, I found a video recording that spoke of different famous ransom notes in which a ransom note left in the thirties of the last century stands out, which was also involved in the JoanBenét note, that is, of which is also made reference; Next, I discovered a finding (also already reached by the Boulder Colorado police), according to which, in the Ramseys' house there was a copy of the classic John Douglas book, "Mindhunter", which described the case of a girl who had died in circumstances similar to those in which JoanBenét had perished and where a ramson note was also left that included a courtesy formula that was later referred to in JoanBenét's note. In other words, JoanBenét’s ransom note is, without a doubt, a note that pays tribute to several serial killers. On the other hand, the techniques with which JoanBenét was tortured are similar to the techniques used by the killer BTK. Ultimately, my finding points to a conclusion similar to what other reputable investigators and detectives have reached. -JoanBenét was killed by an adult. -If the Boulder, Colorado police propose and follow my lead, they can find out who killed JoanBenét and solve the case. Now, I have many comments on the case and I have managed to sketch a fairly reliable profile of the people who are involved in the murder of JoanBenét, which I have recorded in a podcast and which I hope to upload on the blog, later, via that podcast, either, through my youtube channel in the worst case, or, otherwise, through a transcript. The people in those profiles are the ones I consider to be the prime suspects in this little girl's tragic outcome and who, therefore, the Colorado police should bring down their entire investigation. Eleutheria. September 7, 2021

La puerilidad de todo, nota suelta

El mundo se vuelve cambiante e irrelevante desde el momento mismo en que necesitamos escribir cosas sobre él, construir relatos para dar cientificidad a los hechos, para volverlos tangibles y fiables como si el solo hecho de su existencia no revelara su necesidad. Ahora bien, esto en ciencia es plausible, pero en literatura se vuelve odioso. Así que, cuanto más escriba una persona para explicar algo, más tedioso se vuelve su relato y más vacuo. Su puerilidad está constituida desde el momento mismo en que se le empieza a nombrarse. La aridez de las Humanidades radica en esa necesidad monstruosa de equipararlas con las ciencias, de sistematizarlas y darles un lugar unívoco, pero esa obstinación, lejos de volverlas atractivas, las vuelve irrecuperables, las aleja para siempre de sí mismas y de su esencia primordial. No obstante, estamos condenados, por la anemia de la época, en continuar con esta perorata infernal. Cuanto más una persona se obstina por explicar algo, más irrelevante se vuelve y, en este mundo de locos, pierde credibilidad. La poesía sería honorable si no se publicase, si alguien guardase en un cajón toda su prosa y toda su lírica y se descubriera cientos de años después, por serendipia, o por cualquier otro evento similar, que esa persona era un Cervantes al que nunca le interesó figurar en la plana de luminarias y best-sellers. ¿Estoy resentida por eso con Benedetti o con Sabines, o con mis más estimados poetas? En lo absoluto, sobre todo porque mis poetas favoritos no escribieron en esta época en que se ha puerilizado y mercantilizado todo. Ellos escribieron en una época en la que era casi un gesto provinciano publicar y tenía, de hecho, una utilidad práctica; buscaba informar a los hombres o llevarlos al desvarío, pero no buscaba un escaparate en instagram, followers, o la desprestigiada fama de los influencers. Por eso, queridos lectores, no prostituyan sus letras ni prostituyan sus ideas, es mejor que los plagien y que pasen completamente desapercibidos por la vorágine de la época, que ser recordados entre la inmunda turba de escritores plagiarios. Incluso, es mejor que con sus textos se construyan relatos falsos, o apócrifos, para atribuírselos a inexistentes intelectuales para propulsar una ideología, que ser recordados por la historia.

Lista de Libros

 -Eleutheria Lekona (Consejera Corresponsal)

1. Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del Espejo de Lewis Carroll. Los considero un solo libro, porque –de hecho- vienen en combo; compras uno y ya tienes el otro. Es un libro estupendo en la tradición del nonsense inglés, repleto de argumentos absurdos en una lógica impecable que, además, nos remite al amable mundo de los niños.
2. Ariel de Sylvia Plath. En los cantos de Sylvia Plath encuentro ecos de mi propia voz. Celestial voz femenina, personal mirada de concebir el mundo, de matizarlo y hacerlo inmensamente singular y, al mismo tiempo hermoso a pesar de la acechante muerte. Eso es Sylvia Plath.
3. Boquitas Pintadas. Manuel Puig. Creo que este es un libro fascinante de entre la literatura argentina. El título en sí mismo es digno de aparecer en cualquier Biblioteca Virtual.
4. La Broma, Milan Kundera. Este libro para mí fue un descubrimiento: como literatura, como pensamiento absoluto que se yergue frente al mío todavía inexperto, como el encuentro con lo europeo y el encuentro con la nostalgia, con la música, con el indiscutible arte literario.
5. Cartas a un joven poeta, Rainer Maria Rilke. Lo incluyo porque nadie como Rilke para, pretextando poesía, abarcar lo que le es esencial al hombre en un texto tan corto.
6. Las Ciudades Invisibles de Italo Calvino. No sólo porque es esencial a los arquitectos, sino a todos aquellos que amamos las más exóticas y laberínticas formas capaces de ser imaginadas. Definitivamente, de no haber escrito Calvino este texto, algún otro loco lo hubiera escrito y –me atrevería a decir- con un abanico de ciudades aún más variado.
7. La Condesa Sangrienta, Alejandra Pizarnik. Además de que cuenta con epigramas estupendos, es un extracto de la tradición literaria que engloba tanto a Samuel Taylor Coleridge, Joseph Sheridan Le Fanu con su Carmilla, Lautremont, Gautier, Stoker, Valentine Penrose, Sade y todo cuanto amante del sadismo y de la perversión hay en el mundo. Un libro exquisito.
8. Crimen y Castigo, Fiódor Dostoyevski. Por el Raskolnikov que todos llevamos dentro aun cuando, incluso, algunos lo ignoran. Yo a Raskolnikov le reconocí de inmediato, como reflejo mío y de una sociedad absolutamente tanatoide.
9. Cuentos, crónicas y ensayos, de Manuel Gutiérrez Nájera. Otro pequeño cruel. Relatos amargos y románticos, atisbando siempre presagios y precisas maneras de decir las cosas. Y todo eso lo hace aún más magnificente cuando descubres que se trata del universo de un mexicano del siglo XIX hundido hasta las cachas en un romanticismo finisecular tardío.
10. Ejercicios de Admiración y otros textos, Emil Mihal Cioran. Cada uno de los textos anunciados en el título constituye un delirante encuentro con lo más lúcido de la mente de un hombre que lo fue siempre. Allí, incluso, yace el texto más lírico que haya escrito este hombre del que siempre se sospechó amor.
11. Eureka, Edgar Allan Poe. A veces, quizá en medio de la euforia, me he atrevido a pensar que no ha habido hombre más erudito que Edgar Allan Poe sobre la faz de la Tierra. Ni siquiera Borges logra escudriñar la sucesión de las cosas como este miserable hombre que, sin embargo, nos legó historias fantásticas entretejidas con verdades ineludibles. Eureka recoge bastante del pensamiento científico-racional de aquella época: esa sed del hombre por lograr asertos. Un tratado a la vez gnoseológico y cosmológico a través de un recorrido en la evolución del conocimiento como actitud y aptitud en el hombre; empezando con los griegos y su simbolismo-misticismo, pasando por Euclides, Kepler hasta llegar al positivismo, esa verbalización del pensamiento científico.
12. Las Flores del Mal, Charles Baudelaire. Tal vez porque es el poeta de lo que, con él, se nos ha insistido en llamar malditos (sin quitarle créditos a Verlaine).
13. Frankenstein, Mary Shelley. Este libro es una obra que expone con una terrible y devastadora humildad las grandes contradicciones de la naturaleza humana. Más allá de lo inocentes que puedan ser algunas situaciones –como que Víctor Frankenstein deje a la recién consorte sola y disponible al monstruo infernal- las cavilaciones del monstruo junto con las descripciones de los paisajes son dignas de páginas inmortales en mi mente.
14. Lestat, Anne Rice. Aun a sabiendas de que la inclusión de este título en mi lista, resta mis probabilidades de ser ganadora de uno de tus tesoros, lo incluyo sin miramientos porque es mi best seller favorito.
15. El Lobo estepario, Hermman Hesse. Hallazgo capital que dejó en mí, en simiente, la conciencia de que la existencia, aun siendo ruinosa, encuentra bríos y satisfacción en tal ruindad. El relato de Hesse es un viejo risco del cual es posible saltar al fondo del mar. Para mí, es una obra fundamental en la tradición del existencialismo.
16. Matemáticas e Imaginación, Vols. I y II, Kesner, Newman. Si no hay un libro de matemáticas en una biblioteca, se corre el riesgo de que cuando se acabe el mundo y lleguen los extraterrestres no se sepa de qué éramos capaces los humanos ;-) Ya en serio, recoge varios de los tópicos más apasionantes de las Matemáticas: topología, curvas fractales, geometrías no euclidianas, números trascendentes (
π, e, etc.), cambio y mutabilidad (cálculo para los colegas) y la más hermosa de todas las teorías abstractas: los números transfinitos de Georg Cantor y con ello, el arribo de una teoría que le vino a dar, de una vez por todos, rigor a todo aparato matemático, sí, la teoría de conjuntos.
17. Mihailo, Dolores Palá. El sucedáneo obligado de Cumbres borrascosas de E. Brönte cuando el mundo se me antoja lejano, gris, mutable. Entonces tomo esa novela que es de amor y tras la lectura, el mundo se me confirma como algo lejano, gris, mutable.
18. Mujer que sabe latín, Rosario Castellanos. Porque si de ensayistas se trata, coloco a esta escritora junto a Paz, Revueltas, Sontag, Montaigne, Heidegger y todo cuanto filósofo me pongan enfrente. Si como dice el prólogo al libro de Elizondo, el ensayo tiene como implícita misión el suministrarnos de concepciones inteligentes, basta con estos ensayos para comprender qué es la inteligencia.
19. El Origen de la Tragedia, F. W. Nietzsche. No me he cansado de decirlo, todo el desarrollo posterior de la filosofía Nietzscheana se atisba, en embrión, en este texto y qué mejor forma de anunciarla que a través del arte.
20. El Principito. Antoine de Saint-Exúpery. Oh, el más bello de todos los libros. Porque en él, es cierto, yace el ser de un niño.

21. Religión y Ciencia, Bertrand Russell. De entrada, en mi biblioteca personal no puede faltar una obra de uno que es uno de mis grandes personajes: Bertrand Russell, filósofo y matemático, egresado de Cambridge y perteneciente al círculo vienés, amante de la heráldica, el mar y las matemáticas (¿puede uno amar algo más en esta vida?) y, por si fuera poco, heredero de la tradición ensayista inglesa; me refiero a John Locke y David Hume. Poseedor de una mente absolutamente lógica y racional como para exponer argumentos a prueba de la antítesis más férrea. Y este ensayo, “Religión y Ciencia”, buena falta le hace a las generaciones actuales que, ávidas de espiritualidad y fe, andan queriendo casarse con las falaces doctrinas de las corrientes nuevarenses. Hace falta abogar por el juicio racional y entender la evolución e historia de la religión frente a la ciencia y, viceversa.
22. El Silmarillion, Tolkien. Después de todo, le agradezco a Peter Jackson popularizar un hallazgo que, de hecho, le pertenece a este hombre sin mote, llamado Jorge Luis Borges. Narraciones etéreas de una mente reservada.
23. Sobre la teoría de la relatividad especial y general, Albert Einstein. Es una obra capital del pensamiento. Se trata de entender, en palabras de Albert Einstein, que su teoría de la relatividad general –sí, esa que se vale de las geometrías no euclidianas- demuestra que el espacio es curvo. ¡¡¡Nos está diciendo cuál es la forma de nuestro Universo!!!
24. El Tambor de Hojalata, Günter Grass. La novela contemporánea, el personaje enrarecido, la prosa soberbia, la historia alemana, el tono sardónico. Óscar Matzerath Bronski, inmortal entre los inmortales.
25. Werther (y no "Las cuitas del joven Werther", a fin de que no se quede sola la W), J. W. Goethe. Por Dios, éste es todo el romanticismo expuesto por una de los pocos espíritus no dionisíacos; el romanticismo que algún día destiló la pluma clasicista de Goethe en una narración que le pertenece indiscutiblemente.

Publicado en Nueva República de Babel el 23 de abril de 2008

 

 

Patricia Navidad nunca tuvo Covid ni mucho menos ha estado en ventilación, se ha dedicado a plagiar, letra a letra, cada uno de los contenidos de mi blog. Ella, junto al grupo de psicópatas que me ciberacosan, junto a los empresarios a cuyos intereses sirve y, un largo etcétera, están montando este teatrito para manipular y espantar a la población. Si alguien trabaja para el nuevo orden mundial es esta vieja cerda e iletrada, llamada Patricia Navidad, a quien gente muy sucia, de su misma categoría, le escribe los tuits, valiéndose de mi propiedad intelectual. ¡Tontos!, despierten. Patricia Navidad trabaja para las mismas personas que se dedican a plagiar mi blog para escribir basura feminista. Si hay un programa de exterminio para la población en general, particularmente, para los débiles y los vulnerables, se necesita de la desinformación y las noticias contradictorias para llevarlo a cabo, en este sentido, gentuza como esta señora gordinflona y desagraciada, que cuentan con la suficiente carencia de escrúpulos y falta de neuronas para servir a un fin tan avieso —en caso de que esta hipótesis resulte verdadera como creo que resultará—, son vitales para llevar a cabo este tipo de propaganda y para esparcir su doctrina del schock a diestra y siniestra. Así que, por favor, despierten, Patricia Navidad en ningún momento ha estado enferma, ni contagiada ni, mucho menos, bajo ventilación mecánica, les aseguro que Patricia Navidad está inmunizada contra este virus más de lo que cualquiera pudiera imaginar y que fue una de las primeras en recibir la vacuna, si es que este es el caso. Sé por qué lo digo, lo digo no solamente porque ha actuado con completa deshonestidad plagiando mis textos, sino por el apoyo a mansalva que le ha brindado a Donald Trump y a la extrema derecha mundial, quienes en su odio ancestral contra el pensamiento político socialista son capaces de las peores bajezas. El comportamiento de esta individua parasitaria en contraste con toda la gente, influencers, pseudoperiodistas y demás basca latinoamericana que se ha dedicado a plagiarme —una fracción de ella, en realidad— está en perfecta armonía y hace match con una campaña propagandística que, entre otras cosas, pareciera tener como finalidad que el mayor número de personas se contagie y, colateralmente, sucumba. Hacer desistir a la gente de la vacuna es un medio para hacerlo. No es gratuito que portales como Infobae y El Universal, que sirven borreguilmente a los intereses de los grandes corporativos, incluidos las grandes farmacéuticas, den tanta propaganda a esta individua nauseabunda como mediocre. Para finalizar, no es una hipótesis conspiranoica que esta pandemia se originó en un laboratorio de bioseguridad nivel 4 en Wuhan [bsl-4] tras haber sido manipuladas genéticamente cepas de coronavirus de murciélago, que, según una hipótesis personal, datan de las muestras que la Dra. Shi Zhengli recolectó en 2013. En Estados Unidos, el país en el que actualmente radico, cada vez hay más voces críticas que están alzándose contra la ridícula como insostenible hipótesis según la cual el virus se habría originado en un mercado, no solo porque es físicamente poco probable —dado que el clúster más cercano habría estado a 1000 kilómetros de Wuhan en un momento en que los murciélagos hibernaban—, sino porque contradice todas las leyes de la evolución y la forma en que naturalmente evoluciona un virus dentro de la naturaleza. Es, pues, altamente improbable —si no es que imposible— que este virus haya saltado de un murciélago a un pangolín y, luego, a un humano con todas las prestaciones que el virus mostró desde un principio, es decir, con una alta capacidad para infectar y causar enfermedad, selectivamente, en algunas personas. Ningún virus nace tan virulento en un solo salto zoonótico sin haber pasado por diferentes etapas evolutivas y este es el caso del sars-cov-2; y, de hecho, a esto se le llama ganancia de función. Cabe preguntarse por qué ocurrió esto, indefectiblemente. Si esto fue un accidente de laboratorio, si esto ocurrió en el marco de la guerra bacteriológica —soterrada— que llevan a cabo diferentes naciones desde hace años, o si esto tiene o tuvo una finalidad más específica que nosotros desconocemos. En cualquiera de los casos, resulta obvio que desde un principio las autoridades cometieron un cúmulo de errores tan vasto —los cuales facilitaban la propagación del virus— que resulta difícil creer que dichos errores no hayan sido cometidos de manera deliberada; la otra, sería pensar que son estúpidos o que su incompetencia fue resultado de la suma de varias incompetencias de menor tamaño—que cometieron varias personas— que llevaron ineluctablemente a la incompetencia mayor que provocó la proliferación del virus o de la pandemia; pero, personalmente, y conociendo como conozco la manera de actuar de los países occidentales —específicamente ahora que vivo en Estados Unidos—, me niego a creer que sean tan incompetentes. Se pueden equivocar dos o tres personas a la vez —o una docena si quieren—, pero que se equivoquen cientos de personas al mismo tiempo ya no es un error, sino un plan deliberado. Por solo poner un ejemplo, piénsese en el error casi contranatura que cometió la OMS y los CDC al mandatar el uso de mascarillas para los doctores y el personal de la salud únicamente y desalentarlo entre la población en general al principio de la pandemia. Prácticamente su instrucción inicial fue: no usen mascarillas, no son necesarias, no bloquean al virus, no los protegen, cuando hoy día sabemos —e históricamente sabemos— que las mascarillas son herramientas de primera mano para combatir una infección y detener una propagación. Y, así, como con el caso de las mascarillas, podríamos citar decenas de otros ejemplos para demostrar que la consigna parecería haber sido: que se propague el virus. ¿O de verdad ustedes creen que nuestras autoridades son tan estúpidas? No dejo de pensar que, si yo hubiese estado al frente de la OMS, o de los CDC o de algún organismo del sector salud de mi país, habría acabado con la pandemia en unos cuantos meses, los lockdowns habrían sido draconianos en este caso y no habría escatimado en tiempo y recursos para extinguir la epidemia, aun a costas de haber sido tildada como de autócrata. Pero es mil veces mejor —o era mil veces mejor— un lockdown duradero, más largo, en el que se apoyara financieramente a los más desprotegidos, que el simulacro de lockdown que nuestras autoridades implementaron, que solo dañó la economía, que no extinguió la pandemia y que ha condenado al planeta entero no solo a periódicos lockdowns cada tres o cuatro meses, sino a recibir una vacuna insegura y mal hecha cuyos efectos a largo plazo todos desconocemos. Y, ojo, que no estoy en contra de las vacunas en lo absoluto y hasta he manifestado en mis redes —a principios de año, específicamente— que vacunarse, en estos momentos, se convertía en una especie de obligación moral o en la maniobra más obvia que teníamos que llevar a cabo desde un sentido pragmático si lo que queríamos era acabar con la pandemia; pero resulta cada vez más evidente, a la luz de los meses, que los problemas de seguridad que presentan las vacunas exceden por mucho la cantidad de problemas admisibles, aun si esos problemas representan solo una fracción menor del número de personas vacunadas —suponiendo que así sea en realidad—, puesto que en este caso no estaríamos solo evaluando la pusilánime relación riesgo/beneficio de la nueva tecnología ARN mensajero con todas las consecuencias que ello implicaría, sino la seguridad misma de las vacunas, por sí sola, como una variable independiente y no dependiente del beneficio.

En conclusión, cabe preguntarse por qué personas inescrupulosas que se dedican a propagar información tendenciosa y a desinformar a la población en momentos tan cruciales, tienen tanta notoriedad en los grandes rotativos —especialmente, porque lo que se publica en los grandes rotativos no depende de la voluntad popular—. 

¿Es gratuito que esta información esté allí? ¿Están estos medios obligados a publicar basura? En Google Estados Unidos, Youtube, Facebook y Twitter, quienes publiquen información que lleve a creer a la población que se trata de una plandemia —el término creado por Judy Mikovits—, en la que se desestima la peligrosidad del virus, son sancionados inmediatamente. —algo que podemos o no aprobar—. Patricia Navidad estuvo publicando información —robándose la propiedad intelectual de mi blog, por cierto— que ponía en riesgo la vida de muchos seres humanos, al presumir, en plena pandemia, que esto estaba siendo inflado y no había gente muriendo en los hospitales; sabiendo que hay gente tan bruta en México que puede poner su confianza en una actriz de telenovelas —por ejemplo—, ¿por qué medios como Infobae y El Universal —medios que sí representan al nuevo orden mundial y el poder de las élites—, estuvieron haciendo eco de la bazofia que publica esta individua quien, además, plagia mi propiedad intelectual? Hay alguien, o pareciera que hay alguien, que quiere que la idea según la cual esta pandemia y este virus no son peligrosos, tenga penetración entre las masas, y hay alfiles del sistema, peones e individuos mercenarios que no tienen empachos en desempeñar dicho papel a cambio de retribuciones económicas, de un papel en la televisión o de publicidad en una revista. Pero, ojo, la pandemia existe y el virus es un patógeno cuya infecciosidad no podemos desestimar, como ya lo sabemos —sin vinculación sobre lo que podamos pensar personalmente sobre su origen—. Si ya pensaba y ya dudaba del incompetente papel de la OMS y las autoridades sanitarias en el manejo de esta pandemia y si ya tenía una hipótesis para explicar esta incompetencia, relacionada con la hipótesis de reducción poblacional como la formulé en mi twitter (https://twitter.com/Scarbo__/status/1343791422516817920?s=20), con este y otros acontecimientos, no hago sino corroborar mi hipótesis. Desde el minuto 1 supe que esta actriz de Televisa, ni estaba en el hospital por razones serias —en caso de verdaderamente estarlo—, ni peligraba su vida.

Yo aquí, lanzo una hipótesis auxiliar, que se entreteje a la hipótesis principal, sobre la existencia de esta pandemia, la cual explicaría por qué la supuesta hospitalización de esta actriz es un montaje, ustedes pueden rechazar mi hipótesis o intentar falsearla, pero en cualquier caso, aun si la hipótesis auxiliar no tuviera relación con la hipótesis principal y es un hecho completamente fortuito que la supuesta hospitalización de la actriz es un montaje, lo que sí creo que casi es un hecho, es que la hipótesis auxiliar es cierta y que, por alguna razón que quizá tiene más que ver con la inherente falta de escrúpulos que hay en este tipo de individuas, en México, a cierta clase de personas se les hace fácil montar este tipo de espectáculos, en la tónica Florens/Cassez-Miranda/de/Wallace. En este caso, la individua probablemente dio positivo al virus, pero, al estar inmunizada, todo lo demás fue un montaje.

Como corolario quiero decir que es comprensible que este tipo de contenidos tengan en las redes notoriedad si consideramos que allí se congrega el pópulo a partir y departir —¿quién, que no me conozca, podría imaginar que Patricia Navidad plagia mis textos, por ejemplo?—, pero que lo tenga en los grandes medios, cuando no se escatima en censurar cualquier comentario que no coincida con la narrativa oficial, no tiene sentido, ni parecería ocurrir gratuita ni impunemente. Insisto, si Infobae y El Universal no tienen nada qué ver con la hipótesis de exterminio poblacional, al menos sí parecen estar dando cabida a los peones de las élites mundiales en nuestros países, que se dedican a imponer sus agendas y quienes crean una ficticia oposición a nuestros gobiernos —sean estos buenos o malos—, respaldada en figuras públicas para desestabilizar a los países latinoamericanos. No son más que mercenarios de las élites y sirven al nuevo orden mundial como esta individua lo hace.

Por último, les dejo este enlace a uno de los muchos papers científicos que están cuestionando el origen del virus y en donde se plantea como probable hipótesis, la hipótesis de laboratorio.

Might SARS‐CoV‐2 Have Arisen via Serial Passage through an Animal Host or Cell Culture: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7435492/

Blogger Templates by Blog Forum